Vivir con cáncer endometrial

0



Era 2017 y Jurline Redeaux estaba teniendo un buen año. Tenía 65 años y estaba teniendo éxito, disfrutaba su empleo como trabajadora social para el condado de Los Ángeles y la estabilidad financiera que ese cargo le daba.

Entonces un día Jurline notó lo que parecía ser sangre menstrual y puesto que ella es menopáusica, decidió hacer que revisen el sangrado inmediatamente. Un poco después le diagnosticaron cáncer endometrial, un tipo de cáncer que empieza en la mucosa del útero. Es el cáncer ginecológico más frecuente y afecta a 50,000 mujeres en Estados Unidos cada año.

“Finalmente había construido mi vida”, dijo Jurline. “El diagnóstico de cáncer me desarmó”.

Mira:Cómo se diagnostica el cáncer endometrial >>

Comprender las formas en las que el cáncer endometrial puede afectar la vida cotidiana puede ser útil para que mujeres que recibieron el diagnóstico recientemente se preparen para lo que se aproxima.

Tratamiento del cáncer endometrial

El tratamiento para el cáncer endometrial depende de la etapa, es decir, cuán avanzado es el cáncer y si se ha propagado a otras partes del cuerpo.

La cirugía es frecuentemente el tratamiento principal para la mayoría de mujeres con cáncer endometrial. La cirugía remueve el cáncer y permite que los proveedores médicos identifiquen su etapa.

“Una gran mayoría de mujeres con cáncer endometrial se curarán con una cirugía”, dijo Blair C. McNamara, M.D., una ginecóloga obstetra certificada y miembro de la junta clínica de oncología ginecológica de la facultad de medicina de la Universidad Yale. Agregó que la cirugía usualmente se hace con incisiones pequeñas, lo que implica que es mínimamente invasiva.

“La recuperación varía de dos semanas a un mes, y luego la paciente se reunirá con el cirujano para hablar sobre la patología final, cuán avanzado está el cáncer, y para establecer un plan a partir de eso”, dijo la Dra. McNamara. Las pacientes usualmente deben evitar ejercicio extenuante y relaciones sexuales durante la recuperación de la cirugía.

Aunque el cáncer endometrial frecuentemente se diagnostica para mujeres posmenopáusicas, mujeres más jóvenes también pueden tener la enfermedad. Las mujeres que reciben el diagnóstico a una edad más temprana frecuentemente tienen la enfermedad en una etapa temprana con un nivel bajo y podrían considerar tratamientos que son útiles para salvar su fertilidad, tales como progestina oral o DIU.

Dependiendo de la etapa, el tratamiento de cáncer endometrial también podría incluir:

  • Radiación: el uso de radiación de alta energía para eliminar las células cancerosas
  • Quimioterapia: el uso de fármacos para eliminar las células cancerosas
  • Terapia hormonal: el uso de hormonas (tales como progestina) o de fármacos de bloqueo hormonal para tratar el cáncer
  • Farmacoterapia dirigida: el uso de fármacos dirigidos a ciertos cambios de las células cancerosas
  • Inmunoterapia: el uso de fármacos que son útiles para que tu sistema inmunológico reconozca y elimine las células cancerosas
  • Atención paliativa: el uso de una variedad de tratamientos y terapias para hacer que la propagación del cáncer sea más lenta mientras se trata el dolor y otros síntomas

 Efectos colaterales del tratamiento de cáncer endometrial

Los efectos colaterales y la afectación de la rutina cotidiana variarán para cada tipo de tratamiento.

“Para personas que reciben el tratamiento de radiación, pueden haber algunos síntomas vaginales que empiezan inmediatamente y pueden durar años”, dijo la Dra. McNamara. Estos pueden incluir sequedad, irritación y una vagina más estrecha. Frecuentemente pueden manejarse con humectantes vaginales, cremas de estrógeno aprobadas por el oncólogo y dilatadores vaginales.

Lee:Buen sexo con Emily Jamea:Sexo después del cáncer >>

Las pacientes que reciben quimioterapia o inmunoterapia podrían estar demasiado cansadas para sus actividades cotidianas o podrían sentirse demasiado enfermas para comer normalmente y necesitarán cambiar sus hábitos alimenticios.

Conversar con un proveedor de atención médica (HCP, por sus siglas en inglés) acerca de tu plan específico de tratamiento puede ser útil para que sepas qué esperar en lo que se refiere a los efectos colaterales y a qué actividades podrás y no podrás hacer durante el tratamiento.

Lee:Conversación sobre la salud:Preguntas que deberías hacer a tu HCP sobre el cáncer endometrial >>

Buscar apoyo para la salud mental

Jurline también sugiere que las pacientes insistan en que les asignen un trabajador social médico u otra persona que defienda sus derechos para que tengan acceso a recursos útiles, tales como a un nutricionista que les ayude a manejar su dieta durante la quimioterapia.

La Dra. McNamara urge a las personas que viven con cáncer endometrial que hablen sinceramente acerca de sus problemas de la salud mental. “Una de las mejores formas para brindar apoyo a la salud mental es que hablen sobre sus preocupaciones e inquietudes con su equipo de proveedores médicos y sus familiares y amigos”, dijo. “También recomendamos frecuentemente que nuestras pacientes empiecen a tener consultas con un terapeuta si no lo hacen ya”.

Para Jurline, que ya tenía depresión y angustia, su diagnóstico hizo que sus síntomas aumenten. Pero reconoció lo que estaba pasando y buscó tratamiento inmediatamente. Urge a otras personas que hagan lo mismo.

“Muchas mujeres con cáncer con quienes hablo sienten vergüenza por su depresión”, dijo Jurline. “Acaban de decirte que podrías morir, ¿se supone que debes saltar y ser feliz?”

Lidiar con la posibilidad de que el cáncer reaparezca

Casi 1 de cada 5 mujeres con cáncer endometrial tendrá recurrencia, lo que significa que el cáncer reaparecerá después de un tratamiento exitoso. Conocer esta posibilidad y qué monitorear puede ser útil para que tú y tu proveedor médico detecten cualquier recurrencia en forma temprana.

Los síntomas de recurrencia del cáncer endometrial incluyen:

  • Sangrado vaginal o rectal
  • Pérdida de peso sin explicación
  • Dolor en tu pelvis, espalda, estómago o caderas
  • Dificultad para respirar
  • Hinchazón en tu estómago o piernas

Si tuviste cáncer endometrial y notas estos síntomas (o cualquier otra cosa rara), habla con tu HCP inmediatamente. La forma en que traten la recurrencia dependerá de su ubicación, así como de qué tipo de tratamientos recibiste anteriormente.

Otra causa de preocupación: segundos cánceres primarios después del cáncer endometrial. Un segundo cáncer primario es un cáncer nuevo no relacionado que ocurre después. Las sobrevivientes de cáncer endometrial pueden desarrollar cualquier tipo de segundo cáncer primario, pero su riesgo es mayor para ciertos tipos. Estos incluyen cánceres de mama, colon, rectales, de pulmón, de vejiga, etcétera. Los cánceres de colon y de mama son los más frecuentes.

Lee: Estaba en alta alerta para detectar cáncer, pero no de tipo endometrial >>

La Dra. McNamara dijo que es normal y comprensible preocuparse acerca de que el cáncer reaparezca, pero las pacientes deberían pedir ayuda si su angustia evita que disfruten una vida plena y feliz.

“Si alguien se siente completamente consumido y obsesionado con el miedo de una recurrencia, entonces esa persona debe definitivamente pedir ayuda a su oncólogo”, dijo la Dra. McNamara. El proveedor médico de una paciente podría proporcionar una perspectiva muy necesaria. “Tal como dije anteriormente, una amplia mayoría de pacientes se curarán con cirugía, lo que significa que no esperamos que el cáncer reaparezca”.

Vivir bien con cáncer endometrial

Jurline cree que la educación es clave para salir adelante después de un diagnóstico de cáncer endometrial. “Investiga lo más que puedas antes de reunirte con tu doctor”, dijo.

También sugiere que las pacientes se comuniquen con organizaciones tales como Endometrial Cancer Action Network for African Americans (ECANA) y SHARE Cancer Support para obtener información y orientación.

“No tienes que atravesar esto sola”, dijo Jurline.

La Dra. McNamara aconseja a pacientes que viven con cáncer endometrial que sigan haciendo lo que les alegra durante el tratamiento y después de este.

“Esto puede incluir ejercicio, caminar, explorar la naturaleza, pasar tiempo con tus hijos o tu perro, jardinería, etcétera. Cualquier actividad que brinde comodidad y felicidad a las pacientes debería continuar”.

From Your Site Articles

Related Articles Around the Web



Source
Las Vegas News Magazine

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More