La lucha es ​real​: Las mujeres de raza negra y el cáncer de pulmón

0



Ayanay Ferguson sabía que algo no estaba bien con su cuerpo cuando regresó de vacaciones con su esposo en abril de 2021.

“Mis tobillos estaban hinchados y tenía dificultades para respirar”, recuerda Ferguson, de 50 años, una psicóloga clínica del área de Atlanta.

Inicialmente pensó que sus síntomas eran fatiga causada por las vacaciones y su peso. Puesto que sus síntomas persistieron, programó una consulta de telesalud con un doctor que le recomendó que haga que evalúen su corazón. Un ECG en una sala de emergencias en un hospital cercano mostró resultados normales, pero un residente médico tenía preocupaciones acerca de algunos resultados de sus pruebas de sangre y recomendó evaluaciones adicionales.

“Dijo que acababa de leer un artículo acerca de cómo esa prueba de sangre específica no mostraba resultados anormales para afroamericanos, cuando había en realidad un problema y eso fue lo que le motivó a seguir haciendo evaluaciones”, recuerda Ferguson. “Por eso solicitó una TC del pecho”.

La TC mostró algo que después se descubrió que era una masa cancerosa en su pulmón derecho. El diagnóstico:Adenocarcinoma no microcítico de etapa 3A. “Tenía células cancerosas en algunos de mis ganglios linfáticos”, dijo.

Lee: Entender los varios tipos de cáncer de pulmón >>

El diagnóstico de cáncer de pulmón fue una sorpresa para Ferguson que nunca había fumado cigarrillos ni tenía antecedentes familiares del trastorno, pero estuvo de acuerdo con el plan agresivo de tratamiento que solicitó su cirujano torácico. El plan consistía en la remoción de la masa con una cirugía y cuatro rondas de quimioterapia. Tres años después, Fergurson con orgullo reporta no tener cáncer.

Cada vez más investigaciones revelan que, al ser una persona de raza negra, es especialmente afortunada por haber vencido a ese trastorno que mata a más de 125,000 estadounidenses al año, más que los cánceres de mama, colon y próstata en conjunto. El cáncer de pulmón es más difícil de tratar en etapas avanzadas, así que una detección temprana a través de examinaciones mejora en forma importante las probabilidades de supervivencia de una persona. Sin embargo, existen desigualdades raciales.

Estudios demuestran que pacientes de cáncer de pulmón de raza negra tienen un 15% menos probabilidades que pacientes de raza blanca de recibir diagnósticos tempranos y tienen la menor tasa de supervivencia a cinco años que cualquier otro grupo racial. Los estadounidenses de raza negra tienden a desarrollar cáncer de pulmón a mayores tasas y a menores edades que sus contrapartes de raza blanca, a pesar de fumar menos cigarrillos en promedio. Según la American Lung Association [Asociación estadounidense del pulmón], el trastorno tomó las vidas de más de 14,000 estadounidenses de raza negra en 2021, el año más reciente para el cual hay datos disponibles.

Abordar las desigualdades persistentes de diagnósticos tempranos y de tasas de supervivencia de cáncer de pulmón es el tema central del trabajo realizado por Melinda Aldrich, M.D., una profesora adjunta del Vanderbilt University Medical Center [Centro médico de la universidad Vanderbilt]. El revolucionario estudio de 2019 que realizó en colaboración con cinco colegas determinó que las pautas de elegibilidad de las examinaciones excluyen a fumadores de raza negra más que a otras personas de otras razas. La industria de la atención de la salud ha reaccionado con lentitud a la presión cada vez mayor para cambiar eso, incluyendo las compañías de seguros médicos que determinan qué se considera atención preventiva con cobertura a un costo reducido o en forma gratuita.

La investigación de Aldrich demostró que el Equipo de trabajo de servicios preventivos de EE.UU. (USPSTF, por sus siglas en inglés), el grupo gubernamental que establece las pautas de las examinaciones, requería que una persona tenga entre 55 y 80 años y haya fumado el equivalente a un paquete al día durante 30 años para ser elegible para una examinación vital de detección temprana conocida como TC de dosis bajas. Además de esos criterios, una persona debe ser fumadora o exfumadora y las personas exfumadoras deben haber dejado de fumar hace 15 años o menos. El análisis de Aldrich de más de 84,000 fumadores adultos reveló que bajo esos criterios, los pacientes de raza negra que tienen un riesgo relativamente alto de cáncer de pulmón estaban siendo excluidos desproporcionadamente del grupo elegible para examinaciones. Más de 2 de cada 3 fumadores de raza negra que recibieron diagnósticos de cáncer de pulmón no cumplían con los criterios de edad y de antecedentes de consumo de cigarrillos cuando recibieron su diagnóstico.

“En función de esas pautas, vimos que de las personas que recibieron diagnósticos de cáncer de pulmón, el 68% de personas afroamericanas … no cumplían con los requisitos para las examinaciones de cáncer de pulmón. Y esto contrasta con el 44% de estadounidenses de raza blanca que tampoco serían elegibles”, dijo. “Así que, [hay] desigualdades raciales importantes en términos de la elegibilidad y de quien tiene acceso a las examinaciones”.

El trabajo de Aldrich y sus colegas que escribieron el estudio se mencionó en una decisión de 2021 del USPSTF por el cual se implementaron dos cambios que casi duplicaron el número de personas elegibles para examinaciones de cáncer de pulmón, al reducir la edad de 55 a 50 años y al reducir el número de años-cajetilla de 30 a 20 en lo que se refiere a los antecedentes de consumo de cigarrillos.

“No hicieron exactamente lo que propusimos: algo que se puede considerar controversial, es decir, hacer un cambio para una raza específica en las pautas”, dijo. “Hicieron los cambios de la pauta para todos. Así que, de hecho, las desigualdades siguen existiendo. Simplemente hicieron que más personas sean elegibles”.

Aldrich dijo que concientizar acerca de las examinaciones que han estado ampliamente disponibles por más de una década es crítico para ayudar a mejorar los resultados y las tasas de supervivencia para pacientes de cáncer de pulmón, especialmente para pacientes de raza negra. A pesar de eso, dijo, la industria médica debe responder el llamado de dar otro paso para permitir que personas sean elegibles para examinaciones tempranas en función de factores de riesgo adicionales, tales como raza, etnicidad y antecedentes familiares. “Si tienes un historial de consumo de cigarrillos, habla con tu doctor acerca de tu elegibilidad para examinaciones pulmonares”, recomendó Aldrich. “También debemos remover el estigma asociado con el cigarrillo; deberíamos unir a la comunidad en vez de tratar de encontrar culpables”.

Ferguson dijo que aunque cambios de las pautas de examinaciones para su raza específica muy probablemente no lo hubiesen ayudado porque no es fumadora, apoya el cambio para incrementar la elegibilidad para las examinaciones. “No importa si tienes 30 o 70 años. Si fumaste todos los días durante 10 años o más, deberías poder decirle a tu doctor, ‘quiero una examinación de cáncer de pulmón’ y deberías obtenerla”, dijo. “Es dinero que se gasta en forma preventiva, pero que ahorra gastos mayores en tratamientos. Y más importante, eso salvará más vidas”.

Este recurso educativo se preparó con el apoyo de Merck.

From Your Site Articles

Related Articles Around the Web



Source
Las Vegas News Magazine

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More